miércoles, 22 de noviembre de 2017

El latido del tiempo, de Cari Ariño






















Datos técnicos:


Título original: El batec del temps
Título: El latido del tiempo
Autora: Cari Ariño
Traductora: Rosa Alapont
Editorial: Ediciones B (Grupo Pengüin Random House)
1ª edición: enero/2015
Encuadernación: tapa dura con sobrecubierta
Idioma: Español
ISBN: 9788466655927
Nº pág.: 463



Sinopsis:


La fascinante historia de una estirpe de mujeres desde 1920 hasta 1995. El descubrimiento de una nueva voz que desborda talento y calidad literaria. El latido del tiempo es un adictivo relato sobre la lucha de tres heroínas –abuela, hija y nieta– que sobreviven a los prejuicios y avatares de su época. A través de sus páginas, conoceremos de primera mano los pequeños y grandes cambios del siglo XX, desde la dictadura de Primo de Rivera hasta las puertas del actual milenio, que inciden en el corazón y vida de sus entrañables y emotivos personajes.



Opinión Personal:



Poco a poco me voy aficionando a las novelas en las que las sagas familiares son las grandes protagonistas. Son historias atractivas, porque a través de ellas somos testigos de la evolución de las distintas generaciones que las conforman y, al mismo tiempo, de la historia del país en el que sentaron sus raíces, o en el que los acogió tras abandonar la tierra de sus antepasados por diferentes causas. Por eso hoy doy a conocer mis impresiones sobre la novela de Cari Ariño, El latido del tiempo, editada por Ediciones B y que, por las reseñas y comentarios que leí sobre ella, tiene una gran aceptación por los lectores.

En El latido del tiempo, el lector se encontrará con una novela que abarca 75 años de la historia reciente de nuestro país, desde la dictadura de Primo de Rivera hasta finales del siglo XX, en la que los hechos que acontecen influirán sobre la vida de los personajes que nos encontraremos a través de sus páginas. Estos hechos históricos se mencionarán puntualmente, para que el lector tenga constancia de que lo que sucede en cada uno de los capítulos de la novela se ve muy influenciado por éstos. Porque lo que predominará en ella serán los rasgos costumbristas de la época, resaltando en casi toda la novela el ambiente rural, porque buena parte de la trama tendrá lugar entre Llonera, un pueblo de las tierras del Ebro, Prats a donde se mudará el personaje que más acaparará la atención del lector Lina, y Tarragona, ciudad en la que se cerrará el ciclo vital de esta estirpe de mujeres —abuela, hija y nieta—, que sobreviven a los prejuicios y avatares de la época, como nos adelanta la sinopsis. Todo lo que acabo de mencionar tiene lugar a lo largo de los 48 capítulos en los que se estructura la novela, agrupados en seis partes. En este sentido, quizás la última parte de esta novela fue la que más rápido me pasó: me dio la sensación de que la autora se ceñía más bien a determinados episodios de los personajes que formaban parte de la tercera generación de esta saga, conduciéndonos a un desenlace, en mi modesta opinión, un tanto abrupto. Aunque, como siempre digo en estos casos, son elucubraciones mías; quizás influyó en esta apreciación el que me gustaran mucho las cinco partes anteriores, y por eso esperaba que Cari Ariño me mostrase algo más sobre estos personajes que se nos hacían más cercanos, porque a través de ellos repasábamos lo sucedido en España durante los años de la transición y de nuestra reciente democracia.
(Primo de Rivera y Alfonso XIII)
Cari Ariño atrapa al lector desde el principio con una duda, porque sitúa a Lina en un convento en el que está en régimen de pensionado, en donde la niña recibirá una noticia que provocará que su vida dé un vuelco desde ese momento. Durante un tiempo, el lector comprobará cómo, pese a que su tía la lleva a Llonera a vivir con ella, ésta no tiene claro si se va a hacer cargo de su sobrina. Si bien es Lina quien da origen a esta saga de mujeres que atraparán al lector, no por ello deberá estar menos atento al papel de su tía Carmina, que desempeñará una labor decisiva tanto para el futuro como para la formación de su sobrina. Quizás por lo que pasaron una y otra, sean los personajes que más me atrajeron de esta saga familiar, aunque también hay que tener en cuenta la figura de Veva, porque le tocará vivir un período en el que, pese a su afán emprendedor, se verá sometida a la potestad de su marido a la hora de tomar decisiones que afectarán, sobre todo, a su vida laboral. Quien lo tendrá más fácil, en este sentido, será Violeta, de la que el lector se quedará prendado, sobre todo, por su carácter fantasioso y díscolo, aunque también comprobaremos lo distinta que es de su hermana Meli, mayor que ella, lo que dará lugar a una serie de situaciones en las que se producirá el choque entre ambas, de cuyos enfrentamientos estará pendiente el lector, al igual que los roces que tendrá con su madre, Veva. Junto a estos personajes femeninos, el lector comprobará el papel que desempeña al lado de cada uno de ellos los masculinos que formaron parte de sus vidas, caso de Gabriel, Lorenzo, Marcel o Quim.

Pero el lector también comprobará que se producen una serie de cambios a medida que avanzan los capítulos y que guardan relación con los episodios históricos que les tocó vivir a los personajes. Aunque hasta que se produzcan, veremos cómo la vida en el mundo rural estará muy marcada por las diferencias sociales, con los prejuicios que esto acarreará a algunos personajes; de hecho, se procuraba que los matrimonios se acordasen entre parejas que perteneciesen al mismo estrato social, porque no era muy bien visto el hecho de que se casasen parejas de diferentes grupos sociales, sobre todo porque lo que se buscaba era incrementar el patrimonio familiar, para fortalecer todavía más la figura del primogénito. Por eso, y sobre todo en Llerena, el lector comprobará cómo habrá dos bandos bien diferenciados, los llamados destripaterrones y los mangantes, cuyas diferencias se recrudecerán durante la cruenta guerra civil y las consecuencias posteriores de la posguerra. Unos cambios que influirán en su forma de vida: veremos cómo afecta a la sociedad en general y, en particular al mundo rural, sobre todo en lo que se refiere a los grandes propietarios, a los terratenientes, ya que estos comprobarán cómo cambiará el papel desempañado durante algún tiempo por los herederos en relación con los llamados segundones. En ese cambio que se produce en el mundo rural influirá, sobre todo, el hecho de que muchos de quienes lo poblaban comenzarán a desplazarse a las ciudades, o fuera de nuestras fronteras, porque la actividad laboral empezaba a tomar otros derroteros. Aunque lo que la autora resaltará más será el papel que desempeña la mujer a lo largo de estos años, porque serán ellas quienes lleven la mayor parte del peso de la narración, sin olvidarnos del papel que desempeñarán a su lado los hombres que formarán parte de su vida, o que tendrán alguna relación con ellas.
El Balcón del Mediterráneo-Tarragona)
Pese a que en el segundo párrafo comenté que será Lina quien más acapare la atención del lector, seestamos hablando de una novela coral, porque estamos ante un amplio abanico de personajes cuyas vidas se entrecruzarán. Abuela, hija y nieta, serán quienes encabecen cada una de esas tres generaciones, pero junto a Lina, Veva y Violeta nos encontramos con unos personajes secundarios que atraerán la atención del lector. Todos ellos están bien construidos y, como decimos en estos casos, parece que tengan vida propia, porque así nos lo hace ver su forma de actuar y el perfil de sus rasgos, tanto físicos como psicológicos, trazados todos ellos con gran maestría por la autora; porque, pese a que son un buen número los que desfilan ante nosotros, nos acordaremos de cada uno de ellos por determinadas cualidades que los caracterizan.

El latido del tiempo es una lectura muy adictiva, no solo por la serie de episodios que se van El lector también se encontrará con algunos giros que incrementarán el interés por lo que sucede a lo largo de los capítulos, y ciertos secretos que provocarán que nos preguntemos en más de una ocasión qué pudo haber ocurrido para que no se puedan mencionar unos hechos que tuvieron lugar a principios del siglo XX en Llonera, una de las tres localizaciones por las que se moverán los personajes de esta novela. Tardaremos algún tiempo en que se nos desvelen, para lo que la autora aprovechará el momento adecuado en el que por fin descubriremos por qué el abuelo de Lina reaccionaba de la forma en que lo hacía ante las peticiones de su hija Carmina. A esa adicción de la que comento, hay que añadir algunos episodios que de alguna forma adelanta la autora, en momentos determinados, para que sigamos atentos a la lectura, y así comprobar cómo se producen esos vaticinios, y de qué forma van a afectar realmente al personaje en cuestión.

Cari Ariño nos ofrece una trama de lectura muy fluida, en donde el ritmo apenas decae, escrita con un lenguaje sencillo y un estilo muy directo, por lo que el lector comprobará cómo la autora relata directamente todo lo que les sucede a los personajes, evitando todo lo que suene a vacío en la narración y entorpezca nuestra concentración en los episodios que va relatando un narrador omnisciente. Sin duda alguna, El latido del tiempo es una novela que gustará a quienes disfruten de las historias en las que están presentes las sagas familiares.



Biografía:




Cari Ariño nació en 1958 en Maella, un pueblo aragonés fronterizo con Cataluña y bañado por el río Matarraña. Antes de estudiar Literatura Comparada, se formó leyendo a los clásicos modernos franceses, como Balzac y Flaubert. Actualmente compagina su trabajo de funcionaria en el Ayuntamiento de Barcelona con la literatura.  




Nota:  Datos técnicos y sinopsis tomados de la web de Megustaleer. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y fotografía de Cari Ariño, de google imágenes. 

jueves, 16 de noviembre de 2017

Manual de pérdidas, de Javier Sáchez García






















Datos técnicos:


Título: Manual de Pérdidas
Autor: Javier Sáchez García
Editorial: Mercurio
1ª edición: Abril/2017
Encuadernación: Rústica con solapas
Idioma: Español
ISBN: 9788494676178
Nº Pág.: 243



Sinopsis:



En Manual de pérdidas se cuenta el último acto bibliófilo de un profesor de Historia jubilado consciente de que va a perder cuanto ha leído por culpa del Alzheimer: un itinerario de gratitud por diversos lugares con destino en todos aquellos que en un momento de su vida le regalaron un libro. El propósito es devolver el objeto, lo que revierte su función primigenia si con el reglado quien da logra que su recuerdo habite en quien lo recibe; con la devolución, el proceso se invierte, ahora el dador pasa a ser quien fue receptor y el recuerdo sigue el mismo trayecto.



Opinión Personal:



Tras leer varias reseñas sobre esta novela de la que hoy reflejo mis impresiones, tuve muy claro que era una firme candidata para que formase parte de mi biblioteca, porque la temática que trata y el contenido metaliterario que encontramos a lo largo de los capítulos, invitan a su lectura. Sin duda alguna, Manual de pérdidas  es de esas novelas que, si no fuese por el singular márketing que es el boca-oído, se quedaría sumida en el olvido, y sería una pena que muchos lectores no pudiesen disfrutarla. Esto que acabo de comentar viene a corroborar lo que ya escribí y comenté en alguna que otra ocasión, y que otros lectores también afirmaron: detrás de una magnífica novela, como es esta que hoy reseño, no tiene por qué haber una gran editorial que la apoye. Y esto último dudo que fuera posible porque, sobre todo, no cumple uno de los requisitos que se le pide a un libro para que la venta esté asegurada: su carácter comercial; y si está firmada por un autor que atraiga la atención del lector, pues mejor todavía. Sin duda alguna, para mí es una de las mejores lecturas de este año.
(Avellaneda, pueblo abandonado prov. de Cáceres)
Manual de pérdidas es también una novela a la que hay que buscarle el momento apropiado para su lectura, porque a lo largo de los capítulos el lector comprobará cómo el Alzhéimer va haciendo minando la vida del personaje principal, Abdón, un profesor de Historia jubilado, por lo que decide realizar, en compañía de su hija Virginia, un itinerario de gratitud por diversos lugares con destino en todos aquellos que en un momento de su vida le regalaron un libro. Un itinerario que nos llevará por diversas localizaciones de Extremadura (Mérida, Badajoz, Cáceres, Avellaneda), más Salamanca, Ávila y Madrid. Un itinerario de gratitud, pero también de despedida, porque a eso es el sentido que le da Abdón al viaje, porque en él se despide de unos libros que le hicieron compañía durante su vida, pero también de quienes se cruzaron y compartieron con él momentos inolvidables de su ciclo vital, y porque sabe que no los volverá a ver más. Abdón realiza un viaje emotivo y evocador en el que se despide definitivamente de su pasado. En mi modesta opinión, creo que el autor trató con sensibilidad y respeto el duro proceso evolutivo que provoca en el personaje esta cruda enfermedad, tanto en quien la padece como en quienes rodean al que la sufre en su día a día. Su lectura no dejará indiferente, e invita a reflexionar sobre los episodios que se suceden a lo largo de los capítulos.

Javier Sáchez  García construye una novela muy equilibrada, porque no se superponen las dos grandes temáticas que la conforman, el alzhéimer y la metaliteratura, sin olvidarnos de las relaciones familiares, de tal forma que cada una de ellas adquiere el protagonismo necesario, aunque diría que en el último tramo de la novela toma ventaja la última fase en la evolución de esta cruda enfermedad. Si bien hubiese preferido que fuese mayor el componente metaliterario, he de reconocer que, tras finalizar la lectura de esta novela, me dije que ese deseo mío hubiese oscurecido nuestro interés por todo lo que ocurre en torno al protagonista y la evolución de su enfermedad, así como el vuelco que dará la relación entre él y sus dos hijos como consecuencia de ésta. Aunque, después de leer el formidable prólogo -cuya lectura recomiendo se haga un tiempo después de haber leído la novela, porque nos sorprenderán los fundamentos del prologuista y, al mismo reconoceremos que son acertados-, comprobaremos cómo hay también un componente metaliterario implícito. En este sentido, hay dos capítulos que son una clara ejemplo de lo que nos dice el prologuista al respecto, en los que los libros desempeñan una función similar a la que tienen en la novela con la que es comparada.
(Puente romano de Mérida- provincia de Badajoz)
En Manual de pérdidas nos encontraremos con unos personajes magníficamente construidos, muy vivos y cercanos. Abdón sobresale por encima de todos ellos. Junto a él estarán sus hijos Benito y Virginia, y después se cruzarán con ellos a lo largo de la novela una serie de personajes con una presencia más esporádica, pero que formarán parte de ese abanico de personas que compartieron con él algunos años de su vida, destacando entre todos ellos Lupe, que ayudará a Virginia durante la enfermedad de su padre, y Plácido, compañero de instituto con quien coincidió impartiendo clases de Historia. El lector conocerá también a lo largo de saltos en el tiempo a la esposa de Abdón, Cecilia, cuyo fallecimiento le pesará como una losa y no logrará asimilarlo, por lo que buscará refugio en su biblioteca y en los continuos desplazamientos que realizaba para adquirir sus apreciados libros.

En Manual de pérdidas el lector se encontrará con dos líneas temporales, si bien la segunda estará presente solo en determinadas fases de la novela, y servirá tanto para conocer a Abdón y su familia, primero en Avellaneda, y después en diferentes fases de su vida una vez que tuvo que abandonar el pueblo. A través de esos saltos temporales, el narrador rememorará dolorosos episodios que marcarían, sobre todo, la vida de sus dos hijos, Benito y Virginia, de los que el lector volverá a tener constancia en los diálogos que mantienen ambos ya avanzada la novela, aunque en esta ocasión esos episodios estarán interlineados, sobre todo en los relativos al hermano de Abdón, Tomás, que ahora está ingresado en una residencia, y a quien quiere ir a hacer una última visita. En este sentido, me imagino que, al igual que a la gran mayoría de los lectores, la figura de Abdón se me hizo muy lejana, por ese carácter tan arisco y poco comunicador que tenía, aunque esto era compensada por la presencia de su hija Virginia, que se volcó en cuidar a su padre desde que se le diagnosticó la enfermedad. Pero, como siempre digo en estas ocasiones, lo que interesa es que los personajes que nos ofrece sean creíbles, y desde luego que los que desfilan a lo largo de esta novela sí lo son.

Manual de Pérdidas una novela muy realista, porque todo lo que sucede a lo largo de los capítulos que la conforman bien pudieran estar ocurriendo en estos momentos. El realismo se palpa tanto en los hechos que nos relata el narrador omnisciente, sobre todo los relativos a la evolución del alzhéimer en Abdón, como en las escenas costumbristas que forman parte de su vida cotidiana. Esa dura realidad alcanza su punto álgido en el diálogo que mantienen Abdón y su amigo Plácido, a quien le confiesa la sospecha, o más bien la certeza, de que padece esa enfermedad por los episodios que se la van manifestando.

Sin duda alguna, Manual de Pérdidas es una novela que merece la pena leerla, no solo por su carácter metaliterario, sino también por la sensibilidad con la que el autor refleja en el personaje principal la evolución de una enfermedad tan cruda como es el alzhéimer y, sobre todo, por su exquisito estilo narrativo.





Biografía:



Ha cursado las carreras de Derecho y Trabajo Social y tiene el título de Especialista en Gestión Cultural por la Universidad de Extremadura. Ha desarrollado su tarea profesional en las áreas de cultura, educación y formación. Comenzó a escribir en el año 2003 y ha ganado varios premios de ámbito nacional en la modalidad de novela, relato y poesía. Ha colaborado en diversas publicaciones artísticas y literarias y, hasta el momento, ha publicado siete novelas y dos poemarios. En el año 2010 obtuvo una beca a la creación literaria por parte de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura. Actualmente reside en la ciudad de Mérida (Badajoz).

Nota:  Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de la editorial. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de google imágenes. Fotografía de José Sánchez García, de google imágenes, vía web escritores.org.












miércoles, 15 de noviembre de 2017

Sorteo "Eres la luz de mis ojos", de María José Rivera


















El pasado día 24 de octubre publicaba en este blog mis impresiones sobre la novela de María José Rivera, Eres la luz de mis ojos (enlace reseña), de ficción histórica, cuya trama gira en torno a la construcción del Canal de Suez. 

"Eres la luz de mis ojos es una novela escrita de una forma muy cuidada, cuyo ritmo de lectura a mi me resultó fluido quizás influyó en ello el hecho de que me atraía la historia, salvo en los episodios en los que dominaba el estilo epistolar en donde el ritmo era un tanto más pausado. Solo me falta recomendar porque el lector disfrutará de una bien construida, y una galería de personajes históricos interesantes, y seguro que algunos de ellos desconocidos para los lectores".

Recuerdo la sinopsis: 


Aunque su inauguración oficial tuvo lugar el 17 de noviembre de 1869, en 2017 se cumplen 150 años desde que el primer barco atravesó el Canal de Suez, un canal que cambió una forma de viajar en plena era Victoriana. Para celebrarlo sacamos esta novela inspirada en tan histórico acontecimiento.

Un banquero suizo que administra las finanzas de la construcción del Canal de Suez, un joven ingeniero egipcio comprometido con el progreso de su país, y un mujer rodeada de misterio que envolverá a ambos, conforman el triángulo de una historia que tiene como escenario la obra monumental que cambió los viajes entre oriente y occidente. La lucha sin escrúpulos por el poder y el dinero en los restos del imperio otomano y los intereses de la Inglaterra victoriana, Francia y Prusia, arrastran al lector en el trepidante ritmo de esta novela, en la que transitan personajes como Lesseps, Eugenia de Montijo, Flaubert, Dostoievski, Verdi, Eiffel o Pasteur. Su lectura conduce a una época de glamour ya desaparecida marcada por el ferrocarril, los barcos a vapor y el telégrafo.

Por cortesía de Ediciones Casiopea, se sortea un ejemplar de esta novela. 

Bases: 


*El sorteo es de carácter nacional. Podrán participar los nacionales de otros países que tengan un domicilio postal en España.

*Podrán participar quienes administren blogs literarios -siempre y cuando sean seguidores de mi blog- ,o quienes publiquen sus reseñas en Ciao, aportando enlaces de las mismas o capturas de pantalla de los mismos para su comprobación.

*Absténganse de participar quienes solo se dediquen exclusivamente a tomar parte en cualquier tipo de sorteos.

*Me reservo el derecho de admisión a aquellos participantes que no cumplan lo establecido en el punto dos de las bases, salvo que participen en todo tipo de sorteos; en ese caso, se comprobaría el requisito. Como ejemplo, la participante excluida en el sorteo en el que celebraba el sexto aniversario de este blog.

Nota: Hay quien se da de alta en un blog para participar en posteriores sorteos y, acto seguido, causan baja. Tomaré nota de estos nuevos seguidores para comprobar si, tras el siguiente sorteo que se active en el blog, continúan como tales; de no ser así, no serán tenidos en cuenta en posteriores sorteos si vuelven a utilizar la misma estratagema.

*Haber dejado al menos un comentario antes de la publicación de esta entrada (Este nuevo apartado se mantendrá en los sorteos que se activen en este blog ). No se tendrán en cuenta los comentarios que se publiquen en el blog mientras esté activo el sorteo.

-Ser seguidor del blog: (aportar perfil de blogger o, en su defecto, captura de pantalla).

-Indicar que se quiere participar en el sorteo.

-Por cumplir estos dos requisitos: 3 puntos.

Opcionales:

*Por publicar una entrada individual: 5 puntos. Si la entrada es colectiva, 3 puntos No sirve actualización en una página que esté dedicada a sorteos o similar; la fecha debe ser posterior o igual a la publicación de esta entrada. En caso contrario, no serán sumados los puntos. (Idea copiada deTatty). Se entiende colectiva si se publica tanto con otros sorteos en la misma entrada, como en las que se dan a conocer las lecturas de la semana.

*Por llevarse el banner al blog, direccionarlo y publicarlo en un lugar que sea fácil de comprobar: 5 puntos. El banner tiene que estar en un lugar bien visible. No se tienen en cuenta aquellos banners que no estén direccionados o que estén agrupados con los de otros sorteos en un gadget con banners animados de sorteos.


*Por haber comentado la reseña antes de la publicación de esta entrada: 2 puntos.

*Por darle publicidad en Facebook: 2 puntos.

*Por dar publicidad en Twitter mencionando a @portelapaco y a @EdCasiopea: 2 puntos. 

-Solo puntúan los enlaces de Facebook y Twitter.

*Por sumar los enlaces: 1 punto, si procede.

Plazo: Del 15 al 24 noviembre.

*El sorteo se realizará a través de Random.org.

Nota: De ser cinco o menos los participantes, se realizaría a través de la página de Sortea2.

No me responsabilizo de la pérdida, deterioro o retraso en la entrega del ejemplar enviado al ganador del sorteo. 















viernes, 10 de noviembre de 2017

Operación Black Death, de Fernando García Pañeda


















Título: Operación Black Death
Autor: Fernando García Pañeda
Editorial: Caligrama (Grupo Pengüin Random House)
1ª edición: Febrero/2016
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788491123231
Nº pág.: 326



Sinopsis:


Verano de 1944. Monique de Bissy, una joven de la resistencia belga, ha logrado escapar de los alemanes y ha sido rescatada por la red de evasión Comète. Con un estado de salud precario, es acogida por Martín Inchauspe, un aristócrata de dudosa reputación, sospechoso de traficar con obras de arte expoliado por los nazis.
Entre ellos pronto se forjará una conmovedora relación, fruto de una atracción irrefutable, que se verá azotada por la complejidad y la ambigüedad de las circunstancias, ya que nada ni nadie es lo que parece. Inmiscuidos en dos complejos entramados, el del contrabando de arte y el del armamento biológico promovido por los alemanes, finalmente deberán mostrar sus cartas y descubrir sus verdaderos propósitos.
Por encima de un país empobrecido y necesitado bulle un mundo paralelo de lujo donde flirtean políticos, refugiados, militares, conspiradores, traficantes de arte, diplomáticos y espías, y que es descrito al detalle, con una prosa elegante que va zurciendo y desembrollando la trama con maestría, y que envuelve al lector en la atmósfera de la época.




Opinión Personal:


De nuevo me encuentro con una novela que me sedujo de principio a fin. La portada de Operación Black Death me atrapó desde el momento en que la vi: fue un claro flechazo literario, refrendado por una sinopsis a través de la que su autor, Fernando García Pañeda, me conquistaría irremediablemente con unos ingredientes muy atractivos. El lector tiene ante sí un argumento muy atractivo, porque se encontrará con elementos propios de una novela de espionaje, con los que el misterio, la intriga y el suspense estarán muy presentes. No faltará la presencia de miembros de la resistencia, que le darán ese plus de acción y aventura a la novela, y el contrabando de obras de arte y armamento biológico. Como nos adelanta la sinopsis, entre Monique de Bissy y Martín Inchauspe, dos de los personajes con más peso en la novela, se forjará una conmovedora relación, fruto de una atracción irrefutable, que se verá azotada por la complejidad y la ambigüedad de las circunstancias, lo que provocará que el lector se pregunte, en más de una ocasión, si esa relación fructificará, tanto por los tiempos que corren, como por la ambigüedad de las circunstancias, ya que nada ni nadie es lo que parece.

Aunque la trama de Operación Black Death transcurre en España, el lector podrá comprobar cómo la Segunda Guerra Mundial está muy presente a lo largo de los capítulos que conforman la novela. Y es que, pese a que la neutralidad de España, no era impedimento alguno para que dentro de sus fronteras se desarrollasen algunos episodios que estuvieron claramente relacionados con este conflicto bélico. De hecho, hay novelas que nos muestran cómo el Gobierno de Franco se posicionó claramente a favor de los nazis, siendo permisivo con las actividades que éstos llevaban a cabo en nuestro país.

Creo que uno de los grandes aciertos de Fernando García Pañeda es la estructura que elige para darle ese toque de realismo y verosimilitud a la novela, y atraer más si cabe la atención del lector. Por un lado, tenemos una narración en tercera persona, que utiliza el presente para que el lector tenga la sensación de que realmente sucede en ese momento lo que el narrador le está relatando. Por otro, tenemos esos documentos mecanografiados que nos iremos encontrando, calificados cada uno de ellos en su encabezamiento como secreto, y confirmando a pie de página la forma en la que debe de ser distribuido; documentos todos ellos que guardan relación con lo que sucede a lo largo del desarrollo de la trama. Llamará también la atención del lector esa introducción de diálogos entre algunos personajes que adoptan la estructura teatral, y que les confieren esa aire de misterio y secreto que guarda relación entre quienes intervienen en esas escenas.

El dinamismo escénico estará presente en un buen tramo de la novela, de tal forma que el lector tiene constancia lo que está sucediendo en las distintos escenarios que nos encontramos en cada uno de los capítulos que la conforman. En mi modesta opinión, creo que con ese efecto visual el autor consigue confundirnos en relación con el papel que desempeña cada uno de los personajes a lo largo de la novela, hasta que llega el momento en el que decide que esa variedad de situaciones se unifique y se convierta en una sucesión de secuencias lineal, para desembocar en un desenlace magníficamente elaborado, en el que se van cerrando todos los frentes abiertos de la novela, de tal forma que al lector le quede claro qué labor desempeñaba realmente cada uno de los personajes que desfilan por sus páginas.
(Campo de concentración de Miranda de Ebro)
Ese dinamismo del que acabo de hablar en el aspecto narrativo también lo encontraremos en lo que a localizaciones se refiere, porque los personajes se mueven por diversos escenarios, que se repartirán, fundamentalmente, entre Euskadi y Madrid. Getxo será el punto de referencia de los tres personajes que acaparan la atención del lector: Martín Inchauspe, su hermana Ana Eugenia, y Monique de Bissy, una joven de la resistencia belga, que ha logrado escapar de los alemanes y ha sido rescatada por la red de evasión Comète. También nos trasladaremos con ellos a Bilbao, San Sebastián, Madrid y Miranda del Ebro, en cuyo campo de concentración eran internados muchos de los que llegaban refugiados a nuestro país, sobre todo si lo hacían de forma ilegal, o eran detenidos por alguna causa. Creo que la ambientación de la novela es uno de sus puntos fuertes, porque el autor logra que nos sintamos transportados a la época en la que tienen lugar y nos hagamos una idea de cómo son los escenarios por lo que se mueven los personajes. Y, tal y como nos va describiendo las escenas, y los espacios rurales y urbanos que frecuentan los personajes, el autor logra que imaginemos que esos fotogramas pasen ante nosotros en blanco y negro, al igual que la portada de la novela.

Mientras se sucedían los capítulos de esta novela, sentía una sensación extraña durante su lectura, porque a menudo me preguntaba si esta era realmente la España de la posguerra, porque tal y como me presentaba el autor los escenarios por los que se desarrolla la trama, me daba la impresión de que la posguerra quedaba ya lejana. Pero la condición social de la gran mayoría de los personajes que desfilan por sus páginas son la causa de que nos encontráramos ante una España en donde había quienes no sufrían tanto en sus carnes las dureza de ese período posbélico que vivía por aquel entonces nuestro país. Fernando García Pañeda nos reflejará un ambiente glamuroso y refinado en el que se movían estos tres personajes, sobre todo Martín Inchauspe, pero en los que se tramarán movimientos que intentarán beneficiar a los bandos beligerantes, pero sobre todo a sus intereses personales.
(Cargadero de Saltacaballo-Cantabria)
Después de lo que acabo de comentar en el párrafo anterior, creo que es la ocasión para referirme a los personajes. Fernando García Pañeda ofrece al lector unos personajes bien construidos, pero de los que sabrá guardar su identidad real durante buena parte del desarrollo de la trama, invitándonos a que nos preguntemos a menudo quién es realmente cada uno de ellos; incluso me llegué a plantear en algún momento si alguno no sería un espía doble, porque así lo entendía yo tal y como actuaban. En el párrafo anterior, ya mencioné a los tres personajes que más acaparan nuestra atención, pero junto a ellos nos encontraremos con un amplio abanico de secundarios que son un claro ejemplo de lo que estaba ocurriendo, desgraciadamente, en Europa en la Segunda Guerra Mundial, y que extendía su radio de acción a España: nazis, miembros de la resistencia, agentes de los servicios secretos de los países aliados; sin olvidarnos de quienes formaban parte de la vida política española del momento, y de los que eran partidarios de la restauración monárquica, a la que se hará mención en alguna fase de la novela. Quizás porque los hermanos Inchauspe eran aristócratas, junto con Monique de Bissy, me resultaron lejanos, pero creo que el autor los perfiló de una forma muy real y creíbles, al igual que el resto de los personajes que los acompañan. Estos tres personajes —Martín y Ana Eugenia Inchauspe, y Monique de Bissy— , darán mucho juego a la novela, y entre ellos se irá forjando una relación de amistad y amor, aunque también de desconfianza porque se presiente que tras la fachada de quienes residen en el chalet de Villablanca se esconde otra personalidad. Sin embargo, pese a la lejanía que me causaron, estos tres personajes hacen que la novela tenga ese plus de interés, porque vemos cómo también hubo quienes, pese a la ventajosa condición social que disfrutaban, quienes no dudaron en implicarse en este conflicto bélico, para que sus intervenciones ayudaran a terminar con la barbarie que estaba segando la vida de millones de personas.

Operación Balack Death es una novela de ficción histórica, escrita con un estilo elegante y directo, de lectura ágil, en donde apenas decae el ritmo narrativo. El lector asiste a los estertores de la Segunda Guerra Mundial, aunque en esta ocasión los silbidos de las balas y los estallidos de las bombas sonarán lejanas, pero será testigo de esas otras batallas en las que entraban en juego personajes que se servían de ellas para dedicarse al contrabando de obras de arte o productos químicos que podían cambiar el desenlace de la contienda, sin olvidarnos de las labores de espionaje que se realizaron en nuestro país, que podían beneficiar a uno u otro contendiente.



Biografía: 
 


Fernando García Pañeda nació en Bilbao en 1964. En 2002 publicó su primera novela, Viento de Guerra (reeditada en 2007 con el título Las lágrimas de Eurídice), a la que siguieron la intriga contemporánea de Kismet (2005), y las intimistas Tres Gymnopedias (2008) y Sueño y azar, con la que resultó ganador del Premio Alhóndiga de Narrativa Breve 2014. También ha publicado el libro de relatos de humor british-style, Gentes del Club (2012). La crítica le ha señalado como un escritor polifacético que maneja con destreza distintos géneros, y que posee un estilo propio, culto y elegante.



miércoles, 8 de noviembre de 2017

Libros leídos y reseñados en...octubre/2017










Toca hacer balance de los libros leídos y reseñados en el mes de octubre: han sido un total de cinco.












-Orfeo desciende a los infiernos, de Isabel Barceló Chico (reseñado)

-Estallido en el silencio, de Carmen Crespo Saitua .

-Eres la luz de mis ojos, de María José Rivera. 

-Amor divino, amor profano, de Sandra Ferrer Valero.  

-Otra vuelta de tuerca, de Henry James.  

-Operación Black Death, de Fernando García Pañeda (leído)

En la sección de entrevistas, se publicó una realizada a Fran Zabaleta, sobre su novela En tiempo de halcones (enlace entrevista). 

Avance de los retos literarios

-II Edición Reto libros autoeditados: Completado (12/8,+1).

-I Edición Reto Nos gustan los clásicos: Completado (7/5, +1).

-
Reto 50 libros: 46/50 (92%).

-
Reto 12 meses 12 libros: 8/12 (67%) (sin avance)

-
Reto literario Sabuesos: 7 Sabuesos (sin avance).

-
Reto Desafío sagas familiares: 3/5 60% (sin avance)

-
Reto Leemos en digital: Completado: 12/12

Reto Serendipia Recomienda: 2/3 (67%) (sin avance)

-
Reto Genérico: 33/40 (83%)

-
Reto 25 españoles: Completado (32/25)

-
Reto Autores de la A a la Z: 17/24 (71%) (2 opcionales)